0 6 mins 11 meses

Cita de la navaja de occam

Ejemplos de la Navaja de Occam: Principio de explicación sencilla Cuando ocurre un acontecimiento, es natural preguntarse cómo ha ocurrido. La navaja de Occam indica que es preferible la explicación más sencilla, es decir, la solución que requiere el menor número de supuestos. Echa un vistazo a estos ejemplos de la navaja de Occam para saber más sobre el principio en diferentes contextos.

La navaja de Occam también se conoce como la ley de la economía o la ley de la parsimonia (frugalidad). La “navaja” se refiere al “afeitado” de material y suposiciones extrañas. El dicho “cuando oigas los cascos de los caballos piensa en caballos, no en cebras” se refiere a este principio de que la solución más probable es la más sencilla. Esto no se debe a que las explicaciones más sencillas suelan ser correctas, sino a que se hacen menos suposiciones cuando se buscan caballos en lugar de cebras.

A no ser que tengas un enemigo que sea propenso a rajar las ruedas, es más probable que hayas cogido un clavo en la rueda. Estás haciendo más suposiciones para la explicación de la rotura del neumático. Una mayor investigación del neumático te dará más pruebas, pero la navaja de Occam indica que el clavo es el probable culpable.

El dictamen de hickam

La caída del pie puede producirse en un pie o en ambos al mismo tiempo. En general, la caída del pie se debe a la debilidad o parálisis de los músculos que levantan el pie. Puede tener muchas causas diferentes. Los tratamientos para el pie caído varían según la causa. Causas y tratamientos más comunes del pie caído.

  Mejor collar para perros

Lesión nerviosa.  La causa más frecuente de la caída del pie es una lesión del nervio peroneo. El nervio peroneo es una rama del nervio ciático que va desde la parte posterior de la rodilla hasta la parte delantera de la espinilla. Como se encuentra muy cerca de la superficie, puede dañarse fácilmente.

La caída del pie, a veces llamada “pie caído”, es la incapacidad de levantar la parte delantera del pie. Para evitar el arrastre de los dedos, las personas con pie caído pueden levantar la rodilla más de lo normal. Para evitar el arrastre de los dedos, las personas con pie caído pueden levantar la rodilla más de lo normal o girar la pierna en un arco amplio. En general, el pie caído se debe a la debilidad o parálisis de los músculos que levantan el pie. Puede tener muchas causas diferentes. Los tratamientos para el pie caído varían según la causa. Causas y tratamientos más comunes del pie caído.

Wikipedia

Ante dos teorías igualmente creíbles, la sabiduría parece indicar que hay que optar por la más sencilla. Las soluciones más sencillas son más fáciles de verificar; son más fáciles de ejecutar. Pero, aunque los modelos mentales son una forma estupenda de dar sentido al mundo, no hay que seguirlos todos a ciegas. De hecho, hay que estudiar algunos para evitarlos. Aunque la navaja de Occam es un modelo mental muy popular, creo que entra en la categoría de los que deben utilizarse con extrema precaución. Porque las explicaciones más simples no son necesariamente correctas.

  Mejor champú para perros opiniones

También llamada “ley de la parsimonia”, la navaja de Occam es un modelo mental que afirma que “es inútil hacer con más lo que se puede hacer con menos”, es decir, que la explicación más sencilla es probablemente la correcta. Aunque a menudo se atribuye a Guillermo de Ockham la formulación de este modelo mental, es muy antiguo. Aristóteles escribió: “En igualdad de condiciones, podemos suponer la superioridad de la demostración que se deriva de menos postulados o hipótesis”. Ptolomeo afirmó: “Consideramos un buen principio explicar los fenómenos por la hipótesis más simple posible”.

La navaja de occam

regla científica y filosófica según la cual las entidades no deben multiplicarse innecesariamente, que se interpreta como la exigencia de preferir la más simple de las teorías en competencia a las más complejas o de buscar primero las explicaciones de los fenómenos desconocidos en términos de cantidades conocidas

  Abrigo para perros pequeños

Guillermo de Occam (también escrito “Ockham”) no inventó la regla asociada a su nombre. Otros habían defendido el concepto de “mantener la sencillez” antes de que este filósofo y teólogo del siglo XIV lo adoptara, pero nadie esgrimió el principio (también conocido como “ley de la parsimonia”) de forma tan implacable como él. Lo utilizó para contrarrestar lo que consideraba la lógica difusa de sus contemporáneos teólogos, y sus aplicaciones inspiraron al filósofo escocés del siglo XIX Sir William Hamilton a relacionar Occam con la idea de eliminar el material superfluo, lo que nos dio el nombre moderno del principio.