0 7 mins 11 meses

beneficio de explotación ebit

En contabilidad y finanzas, el beneficio antes de intereses e impuestos (EBIT) es una medida del beneficio de una empresa que incluye todos los ingresos y gastos (de explotación y no de explotación) excepto los gastos de intereses y los gastos del impuesto sobre la renta (para las personas físicas)[1][2].

Un inversor profesional que contemple un cambio en la estructura de capital de una empresa (por ejemplo, mediante una compra apalancada) evalúa primero el potencial de beneficios fundamentales de una empresa (reflejado por los beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) y el EBIT), y luego determina el uso óptimo de la deuda frente a los fondos propios (valor de los fondos propios).

Para calcular el EBIT, los gastos (por ejemplo, el coste de las mercancías vendidas y los gastos de venta y administración) se restan de los ingresos[4] El beneficio neto se obtiene posteriormente restando del resultado los intereses y los impuestos.

El beneficio antes de impuestos (EBT) es el dinero que retiene la empresa antes de deducir el dinero que debe pagar por los impuestos. El EBT excluye el dinero pagado por los intereses. Por lo tanto, se puede calcular restando los intereses del EBIT (beneficio antes de intereses e impuestos).

depreciación

Los beneficios antes de intereses e impuestos (EBIT) y los ingresos de explotación son términos que a menudo se utilizan indistintamente, aunque existe una notable diferencia entre ambos, que puede hacer que las cifras arrojen resultados distintos. La diferencia clave entre el EBIT y el resultado de explotación es que el resultado de explotación no incluye los ingresos no operativos, los gastos no operativos ni otros ingresos.

Los beneficios antes de intereses e impuestos (EBIT) son los ingresos netos de una empresa antes de deducir los gastos por intereses e impuestos.  El EBIT suele considerarse sinónimo de ingresos de explotación, aunque hay excepciones.

Los inversores y acreedores utilizan el EBIT para analizar el rendimiento de las operaciones principales de una empresa sin que los gastos fiscales y los costes de la estructura de capital distorsionen las cifras de beneficios. El EBIT se calcula de la siguiente manera:

Los ingresos de explotación son los ingresos brutos de una empresa después de restar a los ingresos totales los gastos de explotación y los demás costes de funcionamiento de la empresa.  El resultado de explotación muestra el beneficio que genera una empresa sólo con sus operaciones, sin intereses ni gastos fiscales. Los ingresos de explotación se calculan como:

ingresos de explotación vs ebitda

GMT Research es una empresa de investigación contable que desarrolla metodologías propias para detectar anomalías financieras, o rasgos similares a los chanchullos contables del pasado, en empresas que cotizan en bolsa. Tiene su sede en Hong Kong, se centra en Asia y está regulada por la Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong. La empresa asesora a instituciones de inversión de todo el mundo. Para más información, visite nuestras páginas de Condiciones de uso o Acerca de nosotros.

Otros ingresos de explotación incluyen los ingresos procedentes de todas las demás actividades de explotación que no están relacionadas con las actividades principales de la empresa, como las ganancias/pérdidas por enajenación, los ingresos por intereses, los ingresos por dividendos, etc.

Nos preocupan las empresas que tienen niveles elevados de otros ingresos de explotación en relación con sus pares del sector, ya que sugieren que los beneficios son de calidad relativamente baja. Por ejemplo, algunas empresas cumplen sistemáticamente las expectativas de beneficios generando ventas de activos. Diríamos que esto no es una fuente de ingresos recurrente y debería descontarse. Sin embargo, algunos modelos de negocio generan mayores niveles de otros ingresos de explotación que otros. Por ejemplo, las empresas minoristas pueden generar ingresos recurrentes por alquileres o descuentos de proveedores que aparecen como otros ingresos. De hecho, los minoristas tienden a generar otros ingresos de explotación por encima del 14% del total de ingresos de explotación, como se muestra en el gráfico 69. Sólo el 22% de las 16.000 empresas de nuestra muestra de Bloomberg declararon otros ingresos de explotación; la media equivale al 10% de los ingresos de explotación.

beneficio de explotación frente a beneficio neto

El término “beneficios de explotación” se refiere a una estadística contable que calcula los beneficios obtenidos por una corporación a partir de sus operaciones comerciales principales, donde los intereses y las deducciones fiscales se eliminan de la medición. Asimismo, este valor de explotación excluye todos los ingresos procedentes de las actividades auxiliares de la corporación, como los beneficios de empresas individuales en las que una compañía puede estar parcialmente invertida.

Los ingresos de explotación actúan como una medida muy fiable de la posible rentabilidad de la empresa, ya que excluyen de la ecuación todas las variables extrañas. Se incluyen los gastos necesarios para mantener la empresa en funcionamiento.

El beneficio imponible se denomina a veces beneficio de explotación, así como el beneficio antes de intereses e impuestos (EBIT), pero este último puede contener también ingresos no operativos, que no forman parte del beneficio de explotación. Cuando una empresa pierde ventas no operativas, su beneficio de explotación sería igual al EBIT.

Los ingresos obtenidos por la venta de activos no se incluyen en la estadística de beneficios de explotación, al margen de los productos producidos con el propósito expreso de ser vendidos como parte de la empresa principal. Además, no se incluyen los intereses percibidos por los procesos, como las cuentas corrientes o el mercado de efectivo.

  Que es la comunicacion oral